Skip to content

Agradecimientos Laborales para mi Jefe

¿Tienes que agradecer algo a tu jefe y no sabes cómo?. No te preocupes, existen muchas maneras de dar las gracias a quien te lidera en tu trabajo cada día.

Déjame que te enseñe algunas.

Agradecimientos Laborales para mi Jefe en ocasiones especiales

Puede que hayas decidido dejar la empresa donde estabas trabajando, y tu jefe ha sido tan bueno contigo que merece un reconocimiento.

“Ha sido un verdadero placer trabajar en esta empresa; me llevo recuerdos muy agradables. Gracias por todo este tiempo juntos, [nombre]. Siempre estaré cuando me necesite[s]. Hasta siempre”

Apretón de manos

Quizá deseas agradecerle su apoyo y su ayuda en el día del Aniversario de la empresa.

“Hoy estamos celebrando un momento muy especial para esta empresa, y las personas que la formamos, su aniversario. Quiero agradecerle/te personalmente el trabajo y esfuerzo que hace/s cada día para conseguir que todos estemos motivados trabajando. Sin ti/usted esto no sería posible”

Otro momento muy bonito para que regales unas palabras de agradecimiento a tu jefe, es cuando se jubila. Normalmente, es una ocasión muy emotiva donde agradecerá de corazón cualquier palabra bonita que le regales

“Estimado [nombre]. Quiero agradecerle/te todo lo que a su/tu lado he aprendido en estos años de convivencia profesional. Le/te deseo muchísima felicidad en esta nueva etapa que hoy comienza para usted/ti. Gracias por unos años tan estupendos”

En este tipo de mensajes de agradecimientos laborales para mi jefe sí que te aconsejo que cuides el lenguaje que utilices.

No tienes que rebuscar las palabras, pero por muy buena relación que mantengas con él/ella, piensa que no es un familiar tuyo. Se sincero, honesto, sencillo; muéstrate tal y como eres a diario con él.

Mensajes cotidianos de Agradecimientos Laborales para mi Jefe

Muchas veces, no hace falta esperar a una ocasión especial para obsequiar a nuestro jefe con unas palabras de agradecimiento. En cualquier momento del día a día podemos aprovechar y afianzar la relación laboral.

De una manera muy natural, y con las palabras adecuadas, puedes agradecerle todo lo que te propongas.

Te pongo ejemplos:

“Me vendrían bien algunos consejos”

Con una frase como ésta, estás demostrando a tu jefe que él es un experto y, además, agradeces que te ayude a mejorar en algún aspecto concreto de tu trabajo. Haces que se sienta valorado, y te aseguro que eso acercará mucho vuestra relación.

“Me encanta mi trabajo”

Es una manera indirecta de agradecerle que él también está contribuyendo a tu felicidad. Además, es una buena ocasión para comentar con él/ella aquellos aspectos en los que necesitas mejorar.

“¿Cómo va su/tu día?”

Gente en la oficina

No te sientas mal haciendo una pregunta como ésta. Mucha gente piensa que si te “acercas” tanto a tu jefe, puede que le resulte hasta desagradable por las connotaciones que puede tener. Sin embargo, si lo dices con naturalidad, se sentirá muy bien.

Porque, ¿a quien no nos gusta que nos pregunten cómo va nuestro día?

“Gracias”

No escatimes esta palabra. Dísela las veces que creas conveniente, cuando sientas la necesidad de hacerlo.

Pero, un consejo, hazlo con sinceridad. Por desgracia, la palabra “gracias” se ha convertido en un comodín que todos decimos en casi cualquier ocasión; y muchas veces llega a parecer hasta un poco hipócrita.

“¿Cómo puedo ayudarte/le?”

Esto es algo que le encantará escuchar a tu jefe/a. Detectará en ti implicación, interés y, sobre todo, se sentirá agradecido/a y muy motivado/a para delegar tareas en ti.

Por último pero no menos importante os dejamos con este vídeo de ejemplo de como sería un agradecimiento laboral realizado por los trabajadores de una empresa para su jefe.